Primer viaje a París: guía de supervivencia económica

manuelVacacionesLeave a Comment

Viajar por primera vez a París no es un asunto que uno deba tomarse a la ligera: decenas y decenas de lugares de visita obligada, incontables locales donde comer o salir de copas, largas distancias, precios generalmente altos… Si nuestro tiempo y nuestro presupuesto son limitados, la experiencia puede desbordar hasta al más paciente de los viajeros. El asunto requiere, pues, preparación previa. Aquí van algunos consejos para sobrevivir al intenso primer “affaire” parisino.

1. COMIDA PARA LLEVAR

Matar el gusanillo en París es fácil y no excesivamente caro. Agénciate un sabroso crêpe, un falafel o una crujiente baghette. Son apenas unos euros y los tienes a tu disposición en prácticamente cada esquina. Consulta nuestra guía sobre las cadenas de supermercanos parisinos más asequibles y haz acopio de provisiones para la merienda o la cena.

2. RESTAURANTES

Con todo, algún día te apetecerá sentarte tranquilamente en algún restaurante para degustar la renombrada gastronomía francesa. El mejor momento para hacerlo, económicamente hablando, es durante la comida. Las cenas son, por lo general, más caras que comer a mediodía. Pide el menú del día: al igual que en España, en Francia, el menú es abundante, variado, no excesivamente caro, y casi siempre exquisito.

En cualquier caso, evita cenar en restaurantes. Mejor que la comida sea fuerte y la cena ligera, quizás algo para llevar, bocadillo o similar.

3. ALOJAMIENTO

Considera un hostal u hotel céntrico, aunque ello suponga un gasto mayor. A posteriori te puede ahorrar dinero (en transporte) y, especialmente, tiempo. Este consejo resulta fundamental si vas a pasar pocos días en París: no hay mejor forma de optimizar tu estancia que permaneciendo cerca del meollo turístico.

París es una fuente inagotable de atracciones. Mejor pasar la mayor parte de tu tiempo visitándolas que viajando en metro.

4. TOUR GUIADO

Si es tu primera vez en París, sácale jugo a tu estancia mediante el consejo y guía de expertos en la materia. Apúntate a cualquiera de los diversos tours guiados gratuitos. Aquí tienes uno de los que operan en idioma castellano.

5. NO TE SIENTAS OBLIGADO…

Mucha gente te dirá que no puedes perderte el Louvre. Otros, que la Torre Eiffel no es para tanto. Sé consecuente con tus gustos personales y no dediques un extra de tiempo y dinero a actividades que dudosamente te van a resultar satisfactorias.

Es decir, que si no te interesa el arte, por muy renombradas que sean las colecciones del Louvre y del Museo d’Orsay, a ti poco te van a aportar. Las atracciones en París son tan numerosas que seguramente encontrarás algo igualmente imperdible, pero más adecuado a tus gustos.

Aunque es cierto que algunas visitas turísticas son de precio fijo (la Torre Eiffel, sin ir más lejos), muchas otras ofrecen la posibilidad de descuentos o incluso son enteramente gratuitas. Consúltalas en nuestro post París gratis.

Descubre la fórmula de ahorro para visitar París y cualquier otra capital del mundo cómo y cuándo quieras.

3 artículos recomendados: