Verano ártico a bajo precio: la Laponia sueca

manuelVacaciones, Vuelos Comments

Fotografía por Johan A

Llegan los calores veraniegos. Aunque generalmente bienvenidos, son muchos quienes pronto se hartan de sudar la gota gorda bajo 40 grados de temperatura. Bajo los rigores de nuestro sol peninsular, hostil y peleón como pocos en Europa, no es raro que uno se encuentre fantaseando con evadirse a territorios árticos. Dejar atrás la cegadora costa mediterránea y abrazar el verdor escandinavo; volver a guardar en el armario los bañadores y las cremas protectoras y enfundarse la parka; dejar a tus amigos calcinándose a fuego lento y poner rumbo a tierras de refrescante brisa polar. Pues bien, nunca fue tan fácil como ahora.

Las gracias hay que dárselas a Ryanair, que ha dispuesto una más que bienvenida ruta que conecta nuestro país con la Laponia sueca, en el extremo más septentrional del país escandinavo.

EL VUELO

Los vuelos de Ryanair parten desde el aeropuerto de Girona con destino Skellefteå. Se trata de un trayecto rápido, directo y de precios económicos. Los precios de ida y vuelta, si se adquieren con prontitud, rondan los 100 euros. Algo más caros resultan para los días comprendidos entre la noche de San Juan, una de las festividades más importantes de Suecia.

CÓMO LLEGAR

Hay un autobús que conecta el aeropuerto de Skellefteå con el centro de la ciudad. El trayecto dura media hora. El autobús parte del aeropuerto veinte minutos después de la llegada de cada vuelo.

Consejo: no te preocupes por el cambio de divisa o por adquirir el billete en el aeropuerto. Es posible pagar en el autobús en efectivo o con tarjeta.

LA CIUDAD

Skellefteå es una ciudad de alrededor de 35.000 habitantes, capital del municipio del mismo nombre. A los amantes de la novela policíaca les gustará saber que esta localidad fue el lugar de nacimiento del escritor multiventas Stieg Larsson.

Skellefteå ofrece un marco de lujo donde disfrutar de la incomparable belleza natural del verano nórdico, así como de ese fenómeno único propio de estas latitudes como es el sol de medianoche.

Entre los principales encantos de Skellefteå destaca el hecho de poder descubrir la cultura del pueblo sami (o lapón), sus costumbres y su patrimonio histórico. Trekking, noches blancas, renos, parques naturales inmaculados, rutas en bicicleta por vías donde el tráfico es raro… Ríete de los destinos turísticos masificados.

Si, con todo, echas de menos el ambiente propio de la urbe, resulta muy rápido y sencillo escaparse a la cercana Umeå, ciudad universitaria elegida Capital Europea de la Cultura 2014.

Al tratarse de un destino de aún poca demanda turística, comparado con populares ciudades suecas como Estocolmo, Gotemburgo o Malmö, los precios de Skellefteå resultan razonables. Además, gran parte de las actividades de interés en la zona tienen lugar al aire libre, en plena naturaleza, lo que supone un coste cero.